Ni aún permaneciendo sentado junto al fuego de su hogar puede el hombre escapar a la sentencia de su destino

By Esquilo

El hombre cuyas palabras son sentencias, debe tener un ángel en sus labios para cuidarlas

By Anónimo

El que sentencia una causa sin oír la parte opuesta, aunque sentencie lo justo es injusta la sentencia

By J.E.Gaitan