Una carta es siempre sagrada, porque es o porque puede ser la expresión de la intimidad de unos instantes de nuestra alma, cuya fugacidad se confía a la lealtad del que la recibe

By Conde Hermann Alexander von Keyserling

El odio es la venganza de un cobarde intimidado

By George Bernard Shaw

La persona que pierde su intimidad, lo pierde todo

By Milan Kundera